jueves, 9 de julio de 2015

Esto es lo que queremos en Colegiales - SI AL MERCADO CENTRAL EN COLEGIALES

 LOS PRECIOS EN LOS SUPERMERCADOS ESTATALES SON HASTA 40 POR CIENTO MENORES

Una red para comprar barato


Por Javier Lewkowicz


Los precios en las góndolas de los supermercados centrales, nuevos establecimientos de venta minorista que maneja la Secretaría de Comercio, son entre 30 y 40 por ciento más bajos que en las grandes cadenas comerciales. Por ahora hay tres comercios de propiedad estatal, en Mendoza, San Luis y recientemente en Chaco. Absorben un volumen de ventas totalmente marginal frente a los supermercados tradicionales, pero eso no quita que hayan introducido un elemento novedoso en la política económica: la búsqueda de garantizar el acceso a empresas proveedoras de menor porte, con mejor precio al productor y también al consumidor final. En la ciudad de Buenos Aires se pretende replicar esa experiencia en un predio de Colegiales, aunque el proyecto encontró trabas del gobierno porteño y de grupos de vecinos que auguran la llegada del Mercado Central de Liniers, aunque poco tenga que ver con esa propuesta de comercialización.
A fines de diciembre del año pasado, el Gobierno inauguró el primer supermercado central de la Red Comprar en Guaymallén, Mendoza. Con seis meses de funcionamiento, la Secretaría de Comercio realizó un relevamiento y comparó precios en el establecimiento estatal frente a la competencia de la zona. Las diferencias son notables. En el rubro almacén los precios son en promedio 40 por ciento más bajos; en bebidas, 43 por ciento, y en pastas, 45 por ciento. El kilo de asado en la Red Comprar, que dirige el economista Santiago Frashina, está 62 pesos, frente a 85 pesos en la competencia; la colita de cuadril, 80 frente a 139 pesos; la tapa de nalga, 67 contra 70 pesos y el peceto, 82 versus 115 pesos el kilo. En pescadería, el filet de merluza está 59 contra 83 pesos de los súper tradicionales. En frutas y verduras, la banana está 15 pesos y 19,90 pesos en la competencia; la berenjena, 18 frente a 22 pesos; el tomate, 18 en relación a 24,90 pesos, y la papa está 6 frente a 9,90 pesos. La espinaca, la zanahoria y la naranja están prácticamente en igual precio. Además, la inflación en el súper de Guaymallén fue menor que en otros comercios. Desde su inauguración, los precios subieron en promedio 1,9 por ciento.
El segundo local se inauguró en la ciudad de San Luis. Se ofrece una variedad de 400 artículos un 30 por ciento en promedio más baratos que en los otros supermercados. La firma semifamiliar Monte Bianco, que produce helados, leche y dulce de leche, admite que los lácteos no están mucho más baratos que en la competencia, pero “el margen para el productor es más interesante”. En tanto, los Laboratorios Ion, una fábrica de cosméticos recuperada en 2009, describe que “el producto se vende más barato y para nosotros también es más conveniente en términos de rentabilidad”.
Precios más bajos y productores que ganan más. La ecuación cierra porque el margen que se lleva el Estado es mínimo, para solventar los costos operativos, mientras que la rentabilidad de las cadenas de supermercados es mucho más alta, tanto que se considera que ese sector es un activo formador de precios. Eso sí, la variedad de artículos en el supermercado estatal es mucho menor que en un hipermercado y no hay “primeras marcas”.
La semana pasada se inauguró el tercer supermercado de la Red Comprar en Fontana, lindante a Resistencia, Chaco. Requirió una inversión de seis millones de pesos por parte del Estado nacional. Página/12 conversó con Daniel Hugo Codutti, del Consorcio Apícola de Chaco, un grupo de cinco cooperativas que produce miel fraccionada. “Para el consumidor es más barato. El pote de 250 gramos está 26,50 pesos y en otros comercios se vende a 32 pesos. Si bien nosotros recibimos el mismo precio por vender en uno u otro lado, empezar a trabajar con un hipermermercado es difícil, se cobra mal y son muy burocráticos. Esto nos permite tener un acceso más directo al consumidor, porque hay menos eslabones en la cadena”, explicó.
Elías Voloj, de la empresa chaqueña Fideos Rosca de Oro, contó a este diario que la iniciativa de la Red Comprar se suma al programa provincial Prochaco, que facilita el acceso de los productores locales a las cadenas de supermercados. “Es la única forma de competir con las grandes empresas. Nosotros vendemos a todos al mismo precio, pero en la Red Comprar el público debería conseguir precios más bajos”, explicó.
Publicación original Página/12 http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-276537-2015-07-07.html

Más información en https://www.facebook.com/sialmercadocentralencolegiales