lunes, 12 de mayo de 2008

JORGE VILLALBA: El orgullo de ser militante


por Luis De Gregorio

A raíz de las preguntas de muchos jóvenes compañeros que no saben porque nuestro grupo lleva el su nombre, pasamos a contarles sintéticamente los que para nosotros fueron los rasgos distintivos de quién fuera el fundador de nuestro local.

El nunca ocupo cargos políticos, ni el dinero ni la fama lo desvelaban, pero siempre estuvo comprometido con su tiempo, siempre reivindicó ser un simple militante y hacía hincapié en que los políticos debíamos escuchar al Pueblo. Desde muy joven militó por lo que creía justo, trabajó, estudio y fue Presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho en la década del ’50. Si bien nunca fue peronista –más bien todo lo contrario-, durante la dictadura militar de Videla y Cia. ayudó y protegió a muchos jóvenes de la “Tendencia” cuando nadie se quería “meter” y todos les daban la espalda como si fueran una enfermedad contagiosa.

Su casa también fue la casa y santuario de muchos exiliados de países hermanos que el cobijó. Con el renacer de la democracia militó en el Partido Intransigente.

En 1996, fundó el primer local del Frepaso de la Argentina, en la sede actual de Teodoro Garcia 2828. Es destacable aclarar que el Frepaso era la alianza de varios partidos políticos y no sólo el que conducía Chacho Alvarez. Jorge con su bonomía, invitó al Partido Socialista a compartir un local en Colegiales, y logró lo que parecía imposible: que dos partidos políticos argentinos funcionaran en un mismo local, cosa impensada en la política argentina y que hasta hoy cuenta con escasas experiencias similares.

Por sobre todo fue un militante, un padre de familia numerosa abnegado, que así y todo se hacía tiempo para tratar de cambiar la realidad injusta. A pesar de su larga experiencia, jamás nos hizo sentir en inferioridad de condiciones, su humildad exacerbada se lo impedía. El siempre trabajó desde abajo, codo a codo con la gente, sus vecinos. Es lo que nos enseñó y esperamos ser fieles a su ejemplo.